Una encuesta de la empresa Zogby indica que los electores en Estados Unidos están descontentos con el Congreso, con el presidente Bush, y más aún con la política exterior del país.

El análisis incluyó entrevistas con mil probables votantes, la semana pasada.

El 32% dio al presidente Bush una calificación positiva, una baja de 2% respecto al mes pasado. La calificación más baja del mandatario fue del 30%, en marzo pasado.

Los encuestados también dijeron estar insatisfechos con el Congreso. Apenas el 15% dio a los legisladores una calificación positiva. Es decir, un punto por encima del mes pasado.

Casi el 64% de las personas encuestadas considera que el país no va por buen camino, destacando las relaciones exteriores como el mayor problema. Sólo el 22% dio una calificación positiva a la política exterior.

Más de las tres cuartas partes de los encuestados dijo que Estados Unidos enfrenta amenazas procedentes del exterior.