El primer ministro de Irak, Nouri al-Maliki, afirmó que las actividades de Blackwater USA han sido suspendidas, mientras el gobierno investiga un fatídico tiroteo efectuado por la firma de seguridad, el domingo.

Al-Maliki dijo, este miércoles, que su país no tolerará los asesinatos de sus ciudadanos “a sangre fría”.

El líder iraquí señaló que se trata del séptimo incidente de este tipo que involucra a Blackwater, empresa que proporciona seguridad a los empleados civiles del gobierno de Estados Unidos en Irak.

Autoridades iraquíes señalaron que por lo menos once personas murieron, luego de que personal de Blackwater disparara, en una concurrida área de Bagdad.

La firma de Carolina del Norte señaló que la caravana que sus empleados protegían fue atacada y que su personal actuó “legal y apropiadamente”.

Estados Unidos prohibió a los diplomáticos estadounidenses y a otras autoridades civiles viajar por tierra fuera de la Zona Verde, fuertemente fortificada.

El Ministerio del Interior de Irak retiró la licencia a Blackwater.