La policía antimotines de Pakistán detuvo a decenas de activistas a las puertas de la Corte Suprema este lunes, en el marco de una creciente represión contra los oponentes a la postulación del presidente Perves Musharraf a ser reelecto.

La embajada de Estados Unidos señaló que la represión contra los opositores es “extremadamente inquietante” y llamó a liberar a quienes fueron arrestados.

Desde el sábado, las autoridades en Pakistán han detenido a activistas de la oposición, en momentos que la Corte Suprema concluye su revisión de casos judiciales contra el general Musharraf.

Las peticiones argumentan que el doble papel del presidente como jefe militar y líder político es inconstitucional y que él no es elegible para postularse a la reelección.

Musharraf afirmó que se retirará de su cargo de jefe militar si es reelecto como presidente el 6 de octubre.