El ministro de Relaciones Exteriores de Japón señaló que Tokio considera reducir sus donaciones a Myanmar, ex Birmania, en protesta por el asesinato, la semana pasada, de un periodista japonés, por parte de las fuerzas de seguridad birmanas.

En comentarios a reporteros este miércoles, Masahiko Komura dijo que Japón no suspenderá la asistencia que beneficia a los ciudadanos comunes de Myanmar, como la ayuda en la lucha contra la polio, pero destacó que sus autoridades consideran suspender otro tipo de asistencia.

El periodista japonés Kenji Nagai fue asesinado a balazos el jueves, mientras cubría la violenta represión por parte de las fuerzas birmanas, contra las protestas a favor de la democracia, en Rangún.

El periodista, de 50 años de edad, trabajaba para un servicio de noticias con sede en Tokio.

Japón envió a su vicecanciller a Myanmar para protestar ante la muerte de Nagai y exigió una exhaustiva investigación del incidente.