Aldeanos pakistaníes cerca de la frontera afgana llevan a cabo funerales, este miércoles, para decenas de personas muertas por ataques aéreos militares durante los pasados días.

Las autoridades militares pakistaníes dicen que dieron muerte a 200 militantes de al-Qaeda y partidarios Talibán en ataques aéreos en Waziristán del Norte.

Los ataques comenzaron después de partidarios del Talibán emboscaran a un convoy militar, el sábado, cerca de la población de Mir Ali.

Más de 40 soldados también fueron muertos en el combate.

La violencia ha forzado a miles de residentes a huir a la remota región tribal.

Residentes dicen que los ataques aéreos han destruido casas, matando a decenas de civiles e hiriendo a muchos más.