Un tribunal de la India permitió a los organizadores de un festival hindú fabricar una réplica de un colegio imaginario descrito en la serie de libros Harry Potter, de la escritora J.K Rowlings.

Un juez resolvió, este viernes, que el grupo comunitario en la ciudad india de Kolkata, también conocida como Calculta, no tendrá que pagar compensaciones a Rowling.

Los organizadores del festival argumentaron que las celebraciones son del interés del público y no para obtener ganancias.

La autora de Harry Potter y sus editores querían recibir 50 mil dólares del grupo, por haber construido un castillo que se asimila al Hogwarts School of Witchcraft and Wizsrdry (o Escuela de brujería), de los libros de Harry Potter.

La estructura sería desplegada durante el festival anual de la diosa hindú de Durga, que se inicia el 17 de octubre.

El tribunal permite a los organizadores desplegar la estructura hasta el 26 de octubre, cuando concluya el festival.

Las novelas de Harry Potter son enormemente populares y han tenido gran éxito comercial. El último libro de la serie fue publicado en julio.