La secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, calificó como un problema la venta de armas rusas a Irán, Siria, Myanmar y Venezuela.

Rice dijo a la televisora estadoundiense ABC, durante su recientemente finalizado viaje a Moscú, que ella expresó sus preocupaciones a importantes líderes rusos, quienes le dijeron que las ventas son legales.

La secretaria de Estado dijo que no todo lo legal es bueno para la comunidad internacional.

Rice también indicó que el rápido crecimiento de los gastos miliares rusos es algo que hay que observar.

La funcionaria estadounidense expresó que los recientes vuelos de bombarderos rusos cerca del espacio aéreo de la OTAN, en las proximidades de las costas de Alaska, Gran Bretaña y Guam, sirven poco a la seguridad.