Autoridades de ambas Coreas sostendrán conversaciones la semana próxima, para hablar sobre los detalles de un acuerdo destinado a proporcionar asistencia energética al Norte, a cambio de su desarme nuclear.

El Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano señaló que el encuentro de dos días se iniciará el lunes en un balneario de las montañas norcoreanas.

Los funcionarios señalaron que la reunión tiene por objeto facilitar avances con miras a las próximas conversaciones con Estados Unidos, China, Rusia y Japón.

Corea del Norte recibirá 950 toneladas de combustible si desmantela permanentemente todas sus instalaciones nucleares y revela en su totalidad su arsenal nuclear.

Un equipo de expertos nucleares estadounidenses concluye actualmente una visita a Corea del Norte, destinada a diseñar un plan de desarme.

El martes, el máximo negociador estadounidense para el tema, Christopher Hill, estimó que Pyongyang pondrá fin a todas sus actividades nucleares para fin de año.