Un funcionario estadounidense afirmó que el gobierno del presidente George Bush impondrá nuevas sanciones contra Irán, incluyendo la calificación de la exclusiva fuerza militar iraní al-Quds como partidaria del terrorismo.

La misma fuente confirmó informes de prensa respecto a que la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el Secretario del Tesoro, Henry Paulson, anunciarán la decisión, de manera conjunta, este jueves, en Washington.

Los informes, aparecidos en los diarios The Washington Post y The New York Times citan a funcionarios de la administración, según los cuales, Washington declarará a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria iraní como un proliferador de armas de destrucción masiva.

Sería la primera vez que Estados Unidos adopta medidas punitivas contra las Fuerzas Armadas de un país soberano.

Autoridades del gobierno de Bush dijeron que la medida permitirá a Washington aislar financieramente a gran parte de las fuerzas militares iraníes y a quienquiera que negocie con ellas, dentro o fuera de Irán.

La decisión podría afectar a cientos de compañías extranjeras.