El enviado estadounidense, Christopher Hill, se reunió, en Beijing, con su homólogo norcoreano, para discutir el desmantelamiento del principal complejo nuclear de Pyongyang.

Este miércoles, Hill describió como “un útil intercambio de información” las conversaciones con Kim Kye Kwan, de Corea del Norte.

Corea del Norte prometió desensamblar permanentemente su reactor nuclear de Yongbyon, y declarar todos sus programas nucleares para fines de año.

Un equipo de expertos estadounidenses tiene programado viajar a Pyongyang, el jueves, para presenciar el inicio de los trabajos de desmantelamiento.

El compromiso de Corea del Norte forma parte del acuerdo entre las seis naciones, en el cual Pyongyang accede a renunciar a sus ambiciones nucleares, a cambio de un millón de toneladas de combustible y concesiones políticas.