Rodolphe Adada, director de la misión de pacificación de las Naciones Unidas y de la Unión Africana para la región sudanesa de Darfur, informa que la nueva fuerza conjunta podría comenzar operaciones a principios del próximo año.

Adada hizo el anuncio, este miércoles, en la inauguración del cuartel general de la fuerza, en la ciudad sudanesa de El Fasher.

El alto funcionario dijo que el único asunto pendiente es la aprobación del gobierno de Sudán para soldados de infantería de por lo menos dos países no africanos.

Jartum insiste en que las fuerzas deben ser mayormente africanas.

La nueva operación, conocida como UNAMID, contará con 26 mil soldados y policías, un importante incremento, desde que fueron emplazados 7 mil efectivos por la Unión Africana.