Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, más Alemania, se reunirán, este viernes, para conversaciones acerca de las posibles nuevas sanciones contra Irán, por su programa nuclear.

Representantes de Rusia, China, Francia, Gran Bretaña, y Estados Unidos, así también como Alemania, se reúnen en Londres para sostener conversaciones.

China y Rusia se oponen a una posición más enérgica en las sanciones de la ONU contra Irán.

El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank Walter Steinmeier, manifestó que su país no ha descartado la posibilidad de buscar la imposición de sanciones europeas o de la ONU si Irán no suspende sus actividades de enriquecimiento de uranio.

El jueves en Viena, el subsecretario de Estado norteamericano, Nicholas Burns, y el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Mohamed ElBaradei, conversaron acerca de una tercera posible resolución de sanciones de las Naciones Unidas contra Irán.

Anteriormente, el negociador nuclear iraní, Javad Vaeedi, señalaba que su país y la Agencia Internacional de Energía Atómica, estaban satisfechos con los resultados de su cuarto día de conversaciones en el disputado programa nuclear.