Electores en Estados Unidos rechazaron, el martes, iniciativas sobre la investigación con células madre y sobre seguro de salud para los niños.

En Nueva Jersey, los votantes rechazaron un proyecto que hubiera permitido que el estado obtuviera préstamos por 450 millones de dólares para otorgar fondos a los centros de investigación con células madre.

El gobernador demócrata Jon Corzine hizo una enérgica campaña por la medida, indicando que lograría una inversión muy necesitada por el estado.

Pero conservadores fiscales se opusieron enérgicamente, indicando que agregaría un enorme déficit a Nueva Jersey.

Los conservadores religiosos también montaron una fuerte campaña contra la iniciativa, aduciendo que destruiría vidas humanas.

Mientras tanto, en el occidental estado de Oregon, fue rechazada una iniciativa que hubiera elevado los impuestos a los cigarrillos en casi 85 centavos por paquete.

El dinero hubiera cubierto seguros de salud para unos 100 mil niños del estado. Las compañías tabacaleras gastaron 12 millones de dólares en gestiones de oposición al proyecto.

La recepción a los planes propuestos fue observada de cerca, durante los comicios del martes, en Estados Unidos.

En la ocasión, también se realizaron elecciones para gobernador en los sureños estados de Kentucky y Mississippi.

En Kentucky, el gobernador republicano Ernie Fletcher fue derrotado por el demócrata Steve Beshear.

Fletcher, el primer gobernador republicano en más de 30 años, fue afectado por un escándalo que involucra prácticas de contratación de empleados por parte del estado.

En Mississippi, el gobernador republicano Haley Barbour derrotó fácilmente a su oponente demócrata.

Barbour fue elogiado por su liderazgo en los esfuerzos de recuperación del estado, tras el huracán Katrina que devastó la costa estadounidense del Golfo de México en 2005.