Las ventas al detalle, importante componente de la economía estadounidense, subieron levemente en octubre, mientras los consumidores enfrentaban incrementos en los costos de la energía, restricciones crediticias y una abrupta baja en el valor de las viviendas.

El Departamento de Comercio emitió un informe, este miércoles, señalando las ventas al detalle se elevaron en sólo 0,75 por ciento en octubre.

La cifra es menor a la expansión registrada el mes anterior.

Por otra parte, el Departamento del Trabajo informó que el Índice de Precios al Productor, que mide los precios de ventas al por mayor, subió en 0,1 por ciento en octubre, una baja importante en comparación a lo registrado el mes anterior.