El investigador interno del Departamento de Estado Howard Krongard se apartó de cualquier investigación en las actividades de la cancillería estadounidense en Irak, luego que se conoció información de que su hermano tenía estrechos vínculos con una controversial empresa de seguridad con sede en Estados Unidos.

Al testificar ante la Comisión de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, el miércoles, el inspector general Krongard negó haber obstaculizado la investigación de presunto contrabando de armas por parte de Blackwater USA.

Krongard también negó acusaciones provenientes de legisladores demócratas según las cuales su hermano, el ex funcionario de la CIA Alvin “Buzzy” Krongard tenía alguna conexión con Blackwater.

Sin embargo, posteriormente dijo al panel que Alvin le informó que asistió a una reunión de la junta asesora, esta semana.

Seguidamente indicó que no participaría en más investigaciones de Blackwater.

Blackwater ha sido fuertemente criticada por el tiroteo que dejó 17 iraquíes civiles muertos hace unos meses.