Autoridades estadounidenses iniciaron dos días de conversaciones con Corea del Norte en lo que Washington describe como un esfuerzo por familiarizar a Pyongyang con las prácticas bancarias aceptadas a nivel internacional.

El jefe de la delegación estadounidense, el vicesecretario Adjunto del Departamento del Tesoro, Dan Glaser, habló con reporteros el lunes en Nueva York, luego del primer día de conversaciones.

Glaser dijo que el propósito de las conversaciones es examinar la forma en que la conducta de Corea del Norte ha llevado al país a aislarse del sistema financiero internacional.

Agregó que ambas partes también considerarán los pasos que ese país debe dar para reintegrarse.

La delegación norcoreana dejó el encuentro del Grupo de Trabajo Financiero Bilateral sin hablar con reporteros.

La reunión ocurrió tras la resolución, este año, de una prolongada disputa que involucraba 25 millones de dólares en fondos norcoreanos, congelados en un banco de Macao.