Los precios del petróleo se recuperaron súbitamente este jueves, subiendo más de 95 dólares por barril, tras informarse de un incendio que afectó a un oleoducto canadiense que envía crudo a Estados Unidos, principal consumidor de energía del mundo.

Posteriormente, la cotización del combustible declinó a 92 dólares por barril.

El siniestro afectó a un oleoducto que provee cerca del 15 por ciento de las importaciones de crudo a Estados Unidos, por el estado de Minnesota.

Las llamas fueron extinguidas, pero dos de los cuatro grandes oleoductos dejaron de funcionar, por lo menos por un tiempo.

Antes del incendio, los precios del petróleo habían estado declinando, luego de un informe sobre los inventarios de energía en Estados Unidos, os que mostraban provisiones adecuadas, para la temporada alta de consumo, que ya se acerca en el hemisferio norte.

El nuevo problema podría aumentar las presiones sobre la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, para que acuerden un aumento de la producción en su encuentro del 5 de diciembre.