Investigadores dicen que un dinosaurio parcialmente momificado descubierto por un adolescente en Dakota del Norte, en el norte de Estados Unidos, en 2000, es la mejor oportunidad que han tenido de tocar a un dinosaurio vivo.

Según los científicos, el dinosaurio apodado “Dakota”, está tan bien preservado que su piel muestra claras evidencias de escamas y franjas.

El paleontólogo Phil Manning, de la Universidad Manchester, en Gran Bretaña, dice que en los reptiles modernos tales patrones cutáneos están asociados, generalmente, con cambios de color.

Los científicos están utilizando un escáner gigantesco operado por la empresa Boeing para examinar los restos del dinosaurio.

La máquina es utilizada generalmente para motores del transbordador espacial y otros objetos de gran tamaño.

Los estudios no han sido completados, pero indican que los reptiles eran más musculosos y corrían más rápidamente de lo que se creía.