El presidente George W. Bush solicitó a los legisladores estadounidenses que aprueben un proyecto de ley que provee fondos adicionales para los soldados en Irak sin fijar lo que calificó de “un plazo arbitrario para su retiro”.

Demócratas del Congreso quieren supeditar 50 mil millones de dólares en financiamiento adicional para las guerras en Irak y Afganistán al objetivo de retirar tropas estadounidenses de combate de Irak para finales de 2008.

El lunes, Bush dijo que el Congreso tiene dos semanas para culminar el equivalente a un año de trabajos atrasados, antes de que sus miembros tomen el descanso navideño.

El líder de la mayoría senatorial Harry Reid, un demócrata, culpó a los republicanos por la acumulación de trabajo, argumentando que ellos no han cooperado.