En Estados Unidos, los precios al por mayor aumentaron de forma considerable en 2007. Se trata del mayor incremento en 26 años.

Un informe dado a conocer, este martes, por el Departamento del Trabajo indica que los precios pagados a nivel de productores, antes de ser traspasadas a los consumidores, subieron en 6,3% el año pasado.

Fuera de los volátiles sectores de energía y alimentos, los precios al por mayor se elevaron en 2%.

Otro informe del Departamento de Comercio respecto a ventas al detalle totales durante el mes de compras navideñas muestra una caída de 0,4% para diciembre.

La combinación del aumento de presiones inflacionarias y débiles ventas presenta un problema complejo para la Reserva Federal, banco central de Estados Unidos.

Se anticipa que el instituto emisor vuelva a recortar las tasas de interés para estimular la economía.

Si las tasas de interés bajan demasiado, existe el riesgo de que la inflación se agrave.

Autoridades de la Reserva Federal planean reunirse a fin de mes para analizar los problemas económicos, incluyendo la política monetaria.