En Guatemala, Álvaro Colom asumió la presidencia del país prometiendo luchar contra la pobreza, en una de las naciones más pobres y violentas de la región.

Con ocasión de su discurso de asunción al mando, Colom llamó a otorgar más privilegios y beneficios sociales a los pobres y a la población aborigen Maya.

Según datos del Banco Mundial, cerca del 56% de todos los guatemaltecos viven en la pobreza.

Colom fue electo en noviembre en una votación de segunda vuelta, triunfando sobre el general retirado Otto Pérez Molina.

Colom reemplaza al presidente Oscar Berger y es el primer presidente de centro izquierda en Guatemala, desde 1954.