Según encuestas de opinión, los senadores Hillary Clinton y Barack Obama están prácticamente empatados en los estados de Texas y Ohio, que este martes celebran elecciones primarias presidenciales, mientras que el senador republicano John McCain tiene prácticamente asegurada la nominación presidencial de su partido para las elecciones generales de noviembre.

En Ohio y Texas hay un alto número de delegados en juego.

El ex presidente Bill Clinton ha dicho que su esposa necesita ganar ambos estados para que su campaña continúe viva.

Clinton está a la saga de Obama, con once derrotas consecutivas en primarias y asambleas partidarias.

Además de Texas y Ohio, dos estados más pequeños, Vermont y Rhode Island, celebran primarias, este martes.

El senador McCain podría asegurar la nominación del partido republicano si gana este martes.

McCain posee una amplia ventaja sobre el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, el otro aspirante republicano.