Los jefes de seguridad de Estados Unidos y la Unión Europea acordaron sostener una nueva ronda de conversaciones sobre las demandas de Washington respecto a que las naciones del bloque cumplan con nuevos niveles de seguridad en los viajes, a cambio de ingresar sin visa a Estados Unidos.

Una decisión estadounidense para firmar acuerdos de visa separados con gobiernos europeos individualmente en lugar de con la UE en general, había generado tensiones entre las autoridades del bloque.

Los planes para nuevas conversiones sobre un acuerdo colectivo fueron anunciados, este jueves, después que reuniones bilaterales en las afueras de la capital eslovena.

Las conversaciones tendrán lugar junto al actual diálogo con los gobiernos individuales.

Autoridades de la UE expresaron irritación ante algunas demandas de Estados Unidos, que incluyen alguaciles aéreos en vuelos y autorización electrónica de viaje.

Esas medidas son parte de una nueva ley de exención de visa que requiere que los países de la UE provean más datos de los pasajeros en los vuelos transatlánticos hacia Estados Unidos.