Altos ejecutivos involucrados en el colapso del gigante italiano de los alimentos Parmalat han ido a juicio, en Italia.

La corte, en Parma, casi inmediatamente postergó los procedimientos hasta el seis de mayo, dependiendo de la decisión de combinar varios otros casos.

Los 55 acusados, incluyendo Calisto Tanzi, el fundador, y sus más cercanos asociados, enfrentan cargos a raíz de la bancarrota de la empresa, por 22 mil millones de dólares, hace más de cuatro años.

Se sospecha que encubrieron la deuda, pero los abogados defensores dicen que los bancos que continuaron financiando Parmalat aún cuando sabían que estaba en malas condiciones, son los reales culpables del colapso de la empresa.

Tanzi desarrolló Parmalat, llevándolo de un pequeño negocio familiar a una de las empresas de alimentos más grandes de Italia.

La diversificó y expandió a unos 30 países, hasta que en 2003, la compañía reveló que tenía problemas para pagar un bono y se declaró en quiebra.