Colombia ofreció suspender las sentencias de integrantes de las FARC encarcelados si los insurgentes liberan a sus rehenes, incluyendo a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

El Comisionado de Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, dice que si algunos cautivos son liberados inmediatamente, el proceso de intercambio de rebeldes por decenas de rehenes podría comenzar.

La medida se anunció en medio de informes de que Betancourt tiene hepatitis B y malnutrición y se encuentra muy delicada de salud.

El Defensor del Pueblo de Colombia, Volmar Pérez, dice que su oficina ha recibido informes de que Betancourt está tan enferma que sus captores le consiguieron atención médica en el sudeste de Colombia, el mes pasado.

Pérez también dijo que su oficina ha recibido información de que Betancourt sufre de leishmaniasis, una enfermedad cutánea parasitaria causada por la picadura de un insecto.

Betancourt ha estado en poder de los rebeldes desde hace seis años. Tanto los gobiernos de Francia como de Venezuela se han involucrado en gestiones para obtener su liberación.