El gobierno de Argentina ofreció a los agricultores un programa de beneficios, el lunes, en un esfuerzo por poner fin a 19 días de huelga desatados por nuevos y más altos impuestos.

La administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dio a conocer que dará a los agricultores un reembolso sobre los nuevos impuestos de exportación en granos de soja, girasol y otros granos.

El gobierno también ofreció subsidiar el costo de transportar granos de mercado a mercado.

La presidenta Kirchner ha pedido a los huelguistas que levanten los bloqueos colocados durante el paro.

Los bloqueos han generado escasez de alimentos y han obstaculizado la exportación de productos del agro.

Líderes sindicales rechazaron el llamado del presidente y dijeron que la huelga continuará hasta por lo menos la mitad de la semana.

La huelga comenzó el 31 de marzo, dos días después que el gobierno aumentó los tributos a la exportación del agro en un esfuerzo por redistribuir la riqueza y controlar los precios de los alimentos.