Fuentes oficiales iraquíes informan que recientes enfrentamientos violentos entre milicias chiítas y fuerzas de seguridad, en el sur del país, han hecho que marzo sea el mes más mortal para los iraquíes, desde agosto de 2007.

Cifras combinadas de los Ministerios de Interior, Defensa y Salud iraquíes muestran que mil 79 civiles y personal de seguridad iraquíes murieron, el mes pasado.

La cifra es casi el doble del total de muertos iraquíes computados en febrero. Entre los muertos de marzo se incluyen 923 civiles.

Por lo menos 400 personas resultaron muertas la semana pasada, durante intensos enfrentamientos entre militantews leales al clérigo chiíta Moqtada al-Sadr y fuerzas iraquíes y de la coalición, en Bagdad y en la sureña ciudad de Basora.

Al-Sadr sacó a sus militantes de las calles, el domingo, lo que hizo que las autoridades levantaran un toque de queda, en Bagdad.