El primer ministro italiano electo, Silvio Berlusconi, prometió usar su gran victoria electoral para impulsar una serie de reformas y desarrollar planes para salvar a la atribulada línea aérea italiana.

Berlusconi habló este martes, sólo horas después de que los resultados extraoficiales de los comicios mostraran que su coalición de centro-derecha ganó 168 puestos en el Senado, 10 más de los necesarios para tener una mayoría absoluta.

Las cifras también muestran que su alianza obtuvo un poco más de la mitad de los asientos en la Cámara de Diputados.

El multimillonario de 71 años, que se prepara para su tercer período como Premier, prometió que su gobierno hará todo lo posible para salvar a Alitalia, la atribulada línea aérea italiana.

Berlusconi también prometió realizar su primera reunión de gabinete ministerial en Nápoles, donde residentes han estado quemando la basura que bloquea las calles, durante semanas.

El primer ministro electo de Italia operará desde esa ciudad, tres días a la semana, hasta que los desperdicios sean eliminados.