Los precandidatos presidenciales demócratas, senadores Hillary Clinton y Barack Obama, esperan obtener grandes triunfos este martes, en momentos que luchan en dos primarias clave.

Hay señales de que habrá gran participación en los estados de Carolina del Norte e Indiana, en momentos que los electores se dirigen a las urnas, este martes.

Encuestas de opinión indican que Clinton lleva una leve ventaja en Indiana, mientras Obama goza de mayor preferencia en Carolina del Norte.

Obama podría dar un duro golpe, si gana en ambos estados, mientras que Clinton espera mantener viva su candidatura, aunque en desventaja, extendiendo el impulso obtenido por las convincentes victorias en Pensilvania y Ohio.

Una combinación de 187 delegados está en juego en la contienda de este martes, los que serán distribuídos de acuerdo a los resultados de la votación.