El exceso de lluvias ha dificultado la siembra de maíz a los agricultores estadounidenses, lo cual podría derivar en cultivos de menor tamaño y mayores precios.

La cotización del maíz se elevó en 14 centavos este martes, a más de seis dólares el bushel en Chicago, tras conocerse un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El comunicado indica que sólo el 27% de las siembras de maíz se han concretado este año.

En la misma fecha del año pasado, los agricultores estadounidenses ya habían plantado el 45% de sus sembradíos de maíz.

El documento aumenta las inquietudes planteadas en marzo, cuando una encuesta concluyó que los agricultores estadounidenses planean plantar un 8% menos de maíz que lo sembrado el año pasado.

Los granjeros tratan de sembrar la mayor parte de las semillas para mediados de mayo.

Luego de eso, baja el potencial de producción, debido a las condiciones más calurosas del tiempo.