La economía de Estados Unidos recibió malas noticias, nuevamente, este miércoles, en vista de que el mercado de la vivienda experimentó una continua declinación en las ventas, y las empresas redujeron las horas de trabajo de sus empleados.

Un informe, emitido por la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raices, indica que la venta de viviendas de segunda mano cayó uno por ciento, en marzo.

El comunicado señala, también, que la venta de residencias de segunda mano bajó más de lo informado, originalmente, en febrero.

Entretanto, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos informa que las empresas estadounidenses redujeron los horarios de trabajo de los empleados, durante el primer trimestre de este año, en un esfuerzo por reducir costos, debido a las deterioradas condiciones económicas.

La instancia del gobierno indicó, este miércoles, que el número de horas trabajadas se redujo en casi 2 por ciento, en el primer trimestre.

Se trata de la mayor reducción en los últimos cinco años.

El informe de la entidad señala que, como resultado, la productividad laboral aumentó en más de dos por ciento.