El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo que es crítico que el gobierno militar de Myanmar apresure el proceso de recepción y distribución de ayuda para los afectados por el ciclón del 3 de mayo.

En comentarios formulados el lunes con respecto a la ex Birmania, Ban advirtió que a menos que más ayuda llegue al país más rápidamente, se enfrentará un brote de enfermedades infecciosas que podría empequeñecer la actual situación.

Ban exhortó al gobierno birmano a que ponga a su pueblo primero.

El funcionario dijo que los esfuerzos internacionales de ayuda no son sobre política, sino para salvar vidas.

El jefe de la ONU indicó que él envió una segunda carta al principal general birmano, Than Shwe, el lunes, después de que sus reiterados intentos por contactarse con él por teléfono, fracasaran.

El gobierno birmano dice que se ha confirmado la muerte de más de 31.900 personas por el ciclón y casi 30.000 están desaparecidas.

La ONU calcula que casi dos millones de personas en la ex Birmania están necesitando asistencia.