Agentes de inmigración de Estados Unidos arrestaron a más de 300 personas, durante una redada contra la planta procesadora de carne kosher, en el estado de Iowa.

Las autoridades informan que el allanamiento a la empresa forma parte de una investigación de inmigración ilegal y robo de identidades, y uso fraudulento de números de identificación, emitidos por el gobierno.

Autoridades encargadas de implementar la ley manifestaron que las detenciones se llevaron a cabo debido a violaciones administrativas de inmigración.

Una declaración de la oficina del Fiscal Federal local calificó la operación como la más grande de su tipo que se ha efectuado en Iowa.

Cuarenta de individuos arrestados fueron liberados después, para que puedan atender a sus hijos y otras responsabilidades, quedando pendientes de futuras audiencias.