En Estados Unidos, la inflación se moderó levemente en abril, a pesar de registrarse el mayor incremento, en dieciocho años, en los precios de los alimentos.

El informe emitido este miércoles por el Departamento de Comercio de Estados Unidos indica que los precios que pagan los consumidores, en general, subieron en 0,2%, durante el mes.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los alimentos ni los combustibles, fue de 0,1%, en abril.

El informe podría constituir evidencia de que el banco central de Estados Unidos ha logrado evitar un aumento de la inflación, al bajar las tasas para impulsar la economía y poner más dinero a disposición de las instituciones bancarias para que éstas otorguen préstamos.

El martes, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que la economía podría continuar con su bajo ritmo por un tiempo, pero que ya muestra mejoras.