Un gran jurado federal en San Francisco, California, presentó una nueva acusación contra el llamado “Rey de los jonrones del béisbol”, Barry Bonds.

Esta última acusación presentada el martes, atribuye a Bonds 14 cargos de haber mentido al gran jurado y un cargo por obstrucción de la justicia, al negar que conocía la utilización de drogas que mejoran el rendimiento.

En noviembre del año pasado, Bonds fue acusado de cuatro cargos de perjurio y uno por obstrucción de la justicia.

Pero en febrero, un juez federal ordenó a los fiscales que reorganizaran la acusación, de tal manera que cada acusación cubriera solo una presunta mentira, en vez de agrupar varias otras.

La acusación responsabiliza a Bonds de haber mentido al gran jurado estando bajo juramento en 2003, cuando él negó conocer que estaba consumiendo esteroides proporcionados por su entrenador personal, Greg Anderson.

Los fiscales manifestaron tener evidencias de que la prueba de Bonds resultó positiva a los esteroides.

Bonds podría ir a prisión por mas de 30 años, si es declarado culpable.