En Estados Unidos, los precios de las viviendas cayeron en un monto récord en abril, en momentos que el costo de la gasolina alcanza también niveles sin precedentes.

El informe independiente Standard and Poors- Case Schiller indica que los precios de las viviendas bajaron en más de 14% en abril, en relación a igual fecha del año anterior.

Los precios siguen declinando debido a que la ola de ejecuciones hipotecarias está enviando más viviendas al mercado y ha derivado en un aumento de las exigencias de los bancos para el otorgamiento de créditos hipotecarios, lo que dificulta la obtención de los mismos.

El informe sobre el sector vivienda se publicó el mismo día que los precios de la gasolina alcanzaron un nuevo récord en Estados Unidos, llegando un dólar con cuatro centavos el litro.