El primer ministro de Irak, Nouri al-Maliki inauguró una conferencia sobre su país, exhortando a la comunidad internacional a que cancele la deuda de Irak.

En su discurso a los delegados al encuentro que se realiza en las afueras de Estocolmo, al-Maliki también instó a poner fin a la compensación que Irak debe pagar por la invasión de Saddam Hussein a Kuwait, en 1990.

La conferencia reúne a los auspiciantes del plan de cinco años para reformar la economía y el sistema político iraquíes, conocido como “Compacto Internacional con Irak”.

Cientos de delegados de una docena de países asisten al encuentro. La mayor parte de la deuda extranjera de Irak es con los países árabes como Arabia Saudita y Kuwait.

El premier al-Maliki dice que esa deuda ha obstaculizado los esfuerzos de reconstrucción.

La conferencia es co-presidida por el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien dijo a los delegados que Irak ha hecho un “progreso notable”, y agregó que está en camino a cumplir con las metas económicas, políticas y de seguridad, propuestas.