El presidente George Bush otorgó el máximo honor militar del país a un joven soldado que murió en Irak, protegiendo a sus compañeros.

Los padres de Ross McGinnis, de 19 años de edad, aceptaron la condecoración en nombre de su hijo este lunes, en la Casa Blanca.

El presidente Bush afirmó que la Medalla de Honor fue otorgada por “el valor, superior a todo lo que exige el deber o podría ordenar un comandante”.

McGinnis murió en 2006 por una granada de mano lanzada por un insurgente contra un vehículo que transportaba a un total de cinco soldados.

El presidente dijo que McGinnis rápidamente cubrió la granada con su cuerpo, recibiendo todo el impacto y esquirlas de la explosión y salvando a sus colegas.

Bush dijo que héroe podría haber saltado rápidamente del vehículo, salvando su vida. McGinnis es el cuarto soldado que recibe la Medalla de Honor, por su servicio en Irak.