El ex portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan dijo que desconoce si funcionarios de la administración cometieron un delito o intentaron encubrir la filtración de identidad de una agente secreta de la CIA.

McClellan hizo el comentario en un testimonio, este viernes, ante la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes.

McClellan también alegó que la administración Bush llevó a cabo una campaña de propaganda para llevar a la nación a la guerra, indicando que Irak era un grave peligro para Estados Unidos.

El testimonio de McClellan tuvo lugar después de la reciente publicación de su libro "What Happened: Incide the Bush White House and Washington´s Culture of Deception" en donde él dice que el presidente George W. Bush no fue abierto y franco sobre Irak. McClellan ahora dice que la guerra encabezada por Estados Unidos en Irak no era necesaria y que fue un grave error.

El ex portavoz presidencial afirma que los ex altos funcionarios de la Casa Blanca, Karl Rove y Lewis "Scooter" Libby, lo engañaron sobre el papel que desempeñaron en la filtración a la prensa de información clasificada sobre la identidad de la agente de la CIA Valerie Plame, cuyo esposo, el ex embajador Joseph Wilson, había criticado a la administración Bush y su defensa de la guerra.