El presidente estadounidense, George W. Bush, elogió el progreso en las libertades religiosa y política en Vietnam.

Bush, quien se reunió, el martes, con el primer ministro vietnamita Nguyen Tan Dung, en la Casa Blanca, dijo a los periodistas que el progreso de Vietnam en los derechos humanos es digno de mención.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos vietnamitas-estadounidenses habían pedido al presidente Bush que hiciera de los derechos humanos una prioridad durante sus conversaciones del martes.

Ambos gobernantes describieron sus conversaciones como productivas y amistosas.

Bush dijo que Estados Unidos y Vietnam comparten una respetuosa relación que irá en aumento.

Nguyen dijo que discutieron sobre el establecimiento de conversaciones de alto nivel sobre varios asuntos incluyendo seguridad, economía, comercio, cambio climático, energía, educación y ciencia.

Ambos países también acordaron, el martes, iniciar negociaciones hacia un tratado de inversión bilateral.