Militares colombianos rescataron a la política franco colombiana Ingrid Betancourt, tres contratistas de defensa estadounidenses y otros 11 rehenes de manos de guerrilleros de las FARC, quienes los retuvieron durante varios años en la selva de Colombia.

Los rehenes fueron liberados en una operación de rescate, el miércoles, en la que participaron funcionarios de inteligencia que habían infiltrado la unidad rebelde a cargo de los rehenes.

Las autoridades dijeron que no se disparó ni un solo tiro durante el rescate.

Betancourt, capturada en 2002 mientras hacía campaña para la presidencia de Colombia, se reunió con su madre y esposo en un aeropuerto militar de Bogotá. Betancourt agradeció a Dios, a los militares colombianos, y al presidente Álvaro Uribe por lograr la liberación de los rehenes, operación que la ex-candidata presidencial colombiana calificó de "perfecta".

Entretanto, los tres rehenes estadounidenses, Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell llegaron a una base de la Fuerza Aérea estadounidense en Texas, poco después de la medianoche, este jueves. Los empleados de un contratista de defensa estadounidense fueron capturados en 2003, cuando su avión se estrelló durante una operación anti drogas.

Las autoridades colombianas dijeron que se les hizo creer a los guerrilleros de las FARC que los soldados que participaron en la operación de rescate eran miembros de una organización no gubernamental que iba a transportar a los rehenes por helicóptero para reunirse con el líder rebelde Alfonso Cano.

Una vez en el aire, los soldados colombianos redujeron a los dos rebeldes que acompañaban a los rehenes.