La tradicional corrida de toros en el festival de Pamplona, España, ha cobrado su primera víctima.

La policía española informó que un joven murió cuando cayó de una pared de piedras que rodea el centro de la ciudad. Su identidad no ha sido revelada. 

Fuegos artificiales marcaron el inicio del festival anual de San Fermín, en Pamplona, el domingo, el cual es conocido en todo el mundo por sus corridas de toros.

Jóvenes vestidos de blanco, con pañoletas rojas, corren por estrechas calles de adoquines perseguidos por seis toros.

Los corredores tratan de evitar los mortales cuernos de los animales, mientras los encaminan hacia el ruedo donde se realizará la lucha de toros.  

Activistas de derechos de los animales se encuentran también en Pamplona, condenando la corrida de toros y la posterior lucha como una crueldad.