Los militares estadounidenses en Irak dicen que han detenido a 30 presuntos milicianos durante tres días de operaciones destinadas a al-Qaeda en Irak.

Una declaración militar, este jueves, indica que fueron detenidas 10 personas, incluyendo el presunto líder de una red de ataques con bombas, en el valle del río Tigres, al Norte de Bagdad.

Las autoridades arrestaron a otros sospechosos en Bagdad y sus alrededores y en las ciudades de Fallujah y Mosul.

El miércoles, funcionarios iraquíes dijeron que ataques con bombas y un tiroteo mataron a 15 personas en varias partes del país.

Fuentes militares estadounidenses dijeron que una bomba contra un convoy de Estados Unidos en la norteña población de Samarra mató a un soldado estadounidense e hirió a otros dos.