La mayor aerolínea de Australia, Qantas, anunció planes para reducir 1.500 puestos de trabajo para compensar los crecientes precios del combustible.

Qantas también dijo que congeló planes para contratar nuevo personal y aumentar su capacidad en un 8% durante el próximo año. 

La aerolínea también retirará 22 de los aviones más viejos de su flota.

El jefe ejecutivo de la compañía, Geoff Dixon, dijo que la mayoría de los trabajos que la firma eliminará no son de áreas operacionales.

Gran parte de las reducciones de puestos laborales será en Australia.

Dixon indicó que actuar ahora le permitirá a Qantas transformarse en más rentable cuando mejoren las condiciones.

La empresa estima que los crecientes costos del petróleo agregarán más de dos mil millones de dólares a sus gastos de combustible el próximo año.