El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dice que él está abierto a reunirse con los rebeldes izquierdistas colombianos de las FARC, pero el gobierno en Bogotá ha rechazado la propuesta.

El mandatario nicaragüense hizo el ofrecimiento, el miércoles, en respuesta a un reciente pedido de las FARC para reunirse con él a fin de conversar sobre asuntos de guerra y paz. 

Las FARC también dijeron que rechazaban las conversaciones de paz con el gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe.

El jueves, el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, envió una carta a Nicaragua, en la que dice que Bogotá no autoriza ni apoya ninguna iniciativa del presidente Ortega para buscar una conexión con una organización terrorista.

La misiva de Bogotá también critica al gobernante nicaragüense por referirse a los rebeldes de las FARC como “hermanos”.