El gobierno israelí retomó sus planes de construir un polémicoasentamiento en Cisjordania.

Autoridades gubernamentales señalaron, este jueves, que Israel se prepara a construir 20 unidades de vivienda en Maskiot, una ex base del Ejército, en el Valle del Jordán.

Los funcionarios israelíes habían planeado construir el asentamiento en 2006, pero se desistieron debido a la presión internacional.

El negociador Saeb Erekat condenó el nuevo asentamiento, señalando que socavaría las conversaciones de paz.

La construcción aún necesita ser aprobada por el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak. 

Y el vocero del gobierno, Mark Regev, dijo que Israel se apegaría a los compromisos de no expandir los asentamientos más allá de las fronteras existentes.

Si se construye, el asentamiento Maskiot daría cabida a familias que habían residido antes en asentamientos israelíes en la Franja de Gaza.

Entretanto, la policía palestina y los medios de comunicación israelíes sostienen que 150 colonos israelíes protagonizaron disturbios este jueves, atacando una aldea en Cisjordania.

No se informó inmediatamente de heridos.