En California, oficiales de policía informan que están investigando dos recientes bombas incendiarias contra investigadores biomédicos, quienes experimentan con animales, en la Universidad California, en Santa Cruz.

Las autoridades sostienen que el FBI también está investigando los ataques.

El hogar de un científico fue atacado con una bomba incendiaria, el sábado. La familia, que incluye dos niños pequeños, escapó a través de una ventana del segundo piso.

Un vocero policial de Santa Cruz dijo que la policía está investigando el ataque como un intento de asesinato.

Además, la policía dijo que una bomba incendiaria destruyó un automóvil que pertenecía a otro investigador, el sábado.

Las autoridades policiales indicaron que los ataques se produjeron cuatro días después que aparecieran panfletos sobre los derechos de los animales, en una cafetería de Santa Cruz, en los que se listaban los nombres y direcciones de los científicos universitarios.