El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, elogió la relación de 175 años entre Washington y Tailandia, prometiendo mayor cooperación en temas de seguridad y salud.

Este miércoles, hablando en Bangkok, Bush dijo que Estados Unidos ha contribuido con 35 millones de dólares a la lucha de Tailandia contra el VIH y el SIDA, y está ayudando en las gestiones para controlar la gripe aviar.

Bush agradeció al primer ministro tailandés, Samak Sundaravej, por ser un aliado en la lucha contra el terrorismo.

Tailandia ha enviado tropas a Afganistán e Irak. También ha sido anfitrión de “Cobra Gold” uno de los ejercicios multilaterales de entrenamiento militar en el Sureste de Asia.

Bush dijo que Estados Unidos y Tailandia están cooperando para ayudar al pueblo de Birmania, que fue devastado por un poderoso ciclón. 

El mandatario estadounidense indicó que él quiere ver prosperidad y libertad en Birmania, país gobernado por militares.

La esposa del presidente Bush, Laura, viajará a la frontera con Birmania, para visitar un campamento de refugiados y una clínica.