Dos bombarderos rusos regresaron a Rusia después de haber realizado maniobras militares en Venezuela.

Durante el vuelo desde Venezuela, los aviones volaron sobre aguas neutrales en los Océanos Atlántico y Ártico y se reabastecieron de combustible en pleno de vuelo.

En Venezuela, los aparatos realizaron vuelos de patrullaje sobre aguas neutrales del Caribe.

Los bombarderos Tu-160 llegaron a Venezuela el 10 de septiembre, días después de que Rusia anunció que enviaría un escuadrón naval y aviones anti submarinos a Venezuela para posibles ejercicios militares en noviembre.

Los ejercicios serán las principales maniobras en el hemisferio occidental desde la Guerra Fría.