Un alemán, que en julio recibió el primer transplante completo de brazos, en todo el mundo, se recupera satisfactoriamente y ya consigue realizar algunos movimientos básicos.

El agricultor alemán, Karl Merk, de 54 años, perdió sus miembros hace seis años, y definió la sensación de sentirse completo otra vez, como “indescriptible”.

Merk habló el miércoles, durante una conferencia de prensa junto a sus médicos en la Clínica Universitaria de Munich, donde fue realizada la operación quirúrgica.

Los doctores explicaron que “no hay signos” de que el cuerpo de Merk esté rechazando los nuevos brazos.

Por ahora, el agricultor puede usar sus nuevos miembros para abrir puertas y encender luces.

Pero los doctores dijeron que no tendrá la capacidad de mover sus manos, hasta que los nervios transplantados crezcan, en un proceso que podría tomar dos años.